Suscribirse a: Entradas | Comentarios

La Universidad Nacional de Colombia: equidad y calidad para reconciliar universidad y sociedad

Comentarios desactivados en La Universidad Nacional de Colombia: equidad y calidad para reconciliar universidad y sociedad

Por: Myriam Jimeno, Profesora Titular.

¿Qué es la Universidad Nacional para Colombia? Por un lado está lo ostensible, los enfrentamientos periódicos entre estudiantes y policías, los costos sobre los dineros públicos y un cierto encierro autosuficiente que hace que muchos la miren con recelo y aún con antipatía. ¿Cuánto y en qué contribuye la Nacional a la construcción de país de manera que se justifica apoyarla por encima de sus debilidades?

Lo esencial es que la Nacional continúa aportando a subsanar la grieta mayor de nuestra sociedad: su enorme desigualdad social. Lo hace ofreciendo el mayor número de carreras del país, 94, abiertas en ocho regiones a quien demuestre tan sólo méritos académicos. No valen palancas, fortunas, ni apellidos. Por eso selecciona lo mejor de sus más de cien mil aspirantes anuales. Los que ingresan pertenecen a los estratos 0 al 3 en una abrumadora mayoría (85%); el año pasado 17 mil de los 40 mil estudiantes de pregrado provenían del estrato socioeconómico tres, mientras otro tanto eran del cero al dos. Es decir, son jóvenes para quienes estudiar es la oportunidad para escapar de círculos de pobreza, en los que muchos son los primeros de su familia en poner pie en una universidad. Cada año ellos hacen su aporte a consolidar capas medias, sostén de la democracia. Algunos van más allá y con su iniciativa y conocimientos crean riqueza nacional como es el caso de Luis Carlos Sarmiento.

Pero, ¿qué puede decirse de creación e investigación, la materia prima del mundo actual? Es cierto que Colombia todavía necesita empeñarse mucho para alcanzar el avance rápido del conocimiento y está aún lejos las alianzas público-privadas que permitan transferencia e innovación. Las universidades necesitan un marco estable de intercambios estructurados con la sociedad. La Universidad Nacional por la amplitud de campos que cubre, desde las áreas técnico profesionales hasta las artes y las ciencias, por tener el mayor número de programas de posgrado (226, de ellos 53 doctorados) y docentes cada vez más calificados, puede ofrecer el espacio amplio y organizado del que participe el sistema universitario en su conjunto para beneficio del desarrollo del país.

La Nacional tiene como fortaleza el lugar que ocupa en las diferentes escalas mundiales. La escala U. Sapiens que toma como indicadores el número de maestrías y doctorados, el de grupos de investigación clasificados y el de revistas indexadas, encuentra en Colombia 64 instituciones que cumplen los requisitos, 25 de ellas públicas. La Nacional ocupa el primer lugar en estos indicadores. Como también es la primera en el mayor número de citas en Google Scholar (380.000) y lo es en la clasificación de citación de publicaciones entre el 2005 y el 2009 de SCI MAGO. Ocupa allí el lugar 25 entre las mejores instituciones de investigación en Iberoamérica y le siguen la Universidad de Antioquia con el 37 y los Andes con el 56. Esto no es escudo para eludir la transformación interna que debemos emprender cuanto antes para mejorar la calidad educativa. Debemos apuntar mucho más alto en el entorno mundial porque le ofreceremos una mejor educación a quienes no pueden pagarla. Porque debemos afianzar y potenciar el modelo de equidad y calidad para apoyar el sistema universitario en su conjunto y para reconciliar universidad y sociedad.